Buscar
  • Tareas Virtuales

Cómo realizar un ensayo

Muchos estudiantes se sienten abrumados ante la complejidad que les representa la construcción de un texto elaborado como un ensayo. La importancia del ensayo radica en que es un texto argumentativo que permite formar un punto de vista frente a alguna situación o tema, con el fin de sustentar con argumentos la validez de una discusión. Sin embargo, el procedimiento para hacerlo es sencillo si se siguen una serie de pasos prácticos.


Aunque, un ensayo es un monólogo de un tema que se quiere exponer, es pertinente guiarte por recursos bibliográficos a través de los cuales puedes enunciar a otros autores para sustentar tu punto de vista, siempre y cuando recuerdes referenciarlo en las citas bibliográficas. El tono de redacción es fundamental, si bien puede ser informal, lo mas recomendable es que el uso de lenguaje apropiado, mostrando respeto hacia los posibles lectores y hacia quienes estén interesados en generar una discusión asertiva del tópico a tratar.

¿Qué comprende un ensayo?


Introducción: se hace una breve explicación del tema a sustentar y el porqué de su importancia. Aquí debes tener en cuenta que, la libertad temática es un aspecto fundamental; tú eres quién decide cómo exponer las ideas, siempre y cuando sean soportadas por argumentos convincentes. Además, en esta parte dejas ver tu postura frente al tema y cómo lo desarrollarás dentro del escrito.


Tesis: El cuerpo del texto. El desarrollo de los argumentos no se ciñe a una estructura preestablecida, a menos que, así haya sido solicitado. En esta parte, es donde demuestras mediante un análisis argumentado, todo el conocimiento que puedes transmitir siendo congruente y dando al lector motivos para sentirse atraído por la temática tratada. En general, cuando planteas la tesis del ensayo debes estar en contra o a favor de una teoría, mostrando argumentos y referencias que apoyan tu punto de vista. Recuerda que lo importante es que el lector sienta simpatía con lo que estás planteando, por tanto, más allá de acudir a rodeos y a irte por las ramas del tema, es mejor compartir tus ideas bien justificadas y en términos fáciles de entender.

Antítesis: es necesaria para hacer el ejercicio de mostrar una postura contraría a lo ya propuesto en la tesis. Pero, si bien la idea es mostrar los aspectos desfavorables de nuestra postura, no deben dar pie para confundir al lector. Entonces, en la antítesis debes hacer un breve análisis de por qué no podría ser viable lo antes explicado. De esta manera demuestras objetividad y das la oportunidad de que el mismo lector entienda la importancia de la discusión que planteas. En esta parte, también puedes acudir a los argumentos de otros autores, siempre y cuando no haya exceso de citación, que pueda mostrar más aspectos negativos que positivos en la idea principal del ensayo. Tu antítesis debe demostrar la necesidad de contrastar tu tesis con argumentos diferentes para que en la conclusión resulte vencedora.

Conclusiones: En el último párrafo del ensayo reúne cada una de las ideas principales que se han venido trabajando en cada párrafo, por lo que se condensa y reafirma algunas de las posturas planteadas en el cuerpo del texto. Además, se anexa una opinión final personal de todo lo abarcado durante el texto dando fin al objetivo por el cual se escribió.


Citas Bibliográficas: Se anexan los enlaces o información puntual de donde se haya extraído información complementaria al texto.


0 vistas

Horario de atención:

Lunes a viernes de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.

Síguenos

Contáctanos

(57) 3192330242

©2020 by Tareas Virtuales. Proudly created with Wix.com