Buscar
  • Tareas Virtuales

Los dolores del study y home office ¿Con cuál te identificas?

No es un secreto que durante este periodo de trabajo en casa hemos debido aprender a modificar ciertos hábitos y costumbres que solíamos tener antes. Desde tener el equipo de cómputo y organizar un espacio en el hogar que funcione para realizar las actividades laborales, hasta asumir diversos cambios para poder ser productivos. No obstante, también hemos notado un incremento en situaciones negativas de higiene postural, herramientas poco ortodoxas, y ubicaciones incómodas dentro del espacio destinado para estas labores.

Estar en casa ha sido igual a pasar mas de 8 horas sentado, sea trabajando, estudiando o haciendo alguna otra actividad. Por lo que, debemos acatar ciertas sugerencias para evitar malos ratos con nuestra columna y generar una mejor circulación en el cuerpo.


Aquí compartimos algunos de los hábitos mas comunes y pequeñas soluciones para evitar que se exacerben trastornos osteomusculares durante el estudio y/o trabajo en casa.

Camina 10 minutos por cada hora que permanezcas sentado(a): durante la jornada laboral o académica es muy fácil pasar más de 3 o 4 horas sentado sin movimiento alguno, ya sea por una reunión virtual, clase online o simplemente por avanzar con una actividad pendiente, es posible que nos quedemos pegados a la silla por mucho tiempo. Para evitar retención de líquidos, camina 10 minutos por cada hora que pases en la misma postura, ayudará a que tu circulación fluya mejor y que los músculos no se limiten a ciertos movimientos.


Antes de empezar con tu jornada es recomendable realizar ejercicios de estiramiento y activación, esto con el fin de darle fortalecimiento muscular a zonas del cuerpo que después de las horas de sueño y sentado no tienen mucha actividad, como la espalda, el cuello y piernas. Esto funciona muy bien, sobre todo si pasas de tu cama a la zona de trabajo y estudio al despertarte. En YouTube puedes encontrar diferentes recomendaciones con especialistas para mejorar estos ejercicios.

Organizar tu espacio de trabajo será fundamental para crear conciencia de tus actividades. Sin embargo, es fundamental adecuar aspectos ergonómicos, es decir, todo debe funcionar para estar cómodos y con excelente postura corporal. Si es necesario, utiliza cojines en la silla para dar mayor altura y estabilidad a tu columna, lo mismo el computador debe quedar de frente a tu cara con el fin de evitar bajar el cuello, codos y hombros a 45 grados del escritorio y piernas a 90 grados. Recuerda: el espacio de trabajo debe adaptarse a ti, no tú a tu espacio de trabajo.


41 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo